Roadies RitoqueFm

77e3798bb9782084333898c5f75d9aab XL


 

Muchos de los que ya pasamos los treintitantos tuvimos a la televisión abierta como una compañía inseparable, lejos de la actual era de los canales segmentados por contenidos o publico al cual va dirigido, en aquella época solo era un puñado de tres o cuatro señales de TV abierta la que nos entregaba una ventana al mundo y la posibilidad de acceder a la entretención audiovisual.

Las tardes de domingo o de algunos días de la semana nos otorgaban una sección en Canal 13, en aquella era, el Canal de Angelito, la que se denominaba “Cine en su Casa” y en su programación aparecían diversas películas que nos acompañaban, muchas veces con el entremés de un pan con palta y la presencia de nuestros padres. En ese contexto es que surgen dos superhéroes que a punta de “charchazos” se hicieron dueños de nuestros corazones, tanto así que al verlas hoy nos traen los recuerdos, aromas y sabores de esa época pretérita.

“Dos Superpolicias en Miami” es una película estrenada en 1985, dirigida por Bruno Corbucci y protagonizada por una de las duplas más amadas del cine de bajo presupuesto, Bud Spencer y Therence Hill, uno, el gordo, barbón e indestructible gigante y el otro, su compañero, el guapo y seductor rubio.

Su andanzas unidos comenzaron en el subgénero del Spaghetti Western con “Dios Perdona…yo no” de 1967 y su Zenit con “Le Llamaban Trinidad” de 1970. Luego de eso, se convirtieron en inseparables compañeros, (aunque hicieron muchas películas separados) y habitaron una serie de historias en que, aunque cambiasen los escenarios y contextos, sus personajes seguían respondiendo a las mismas características emocionales y de esteticas. Por un lado Bud Spencer es un hombre rudo, solitario y de gran autoestima, (siempre se hace llamar “Gordo Guapo”), generalmente lo encontraremos en una situación tranquila cuando aparece Terence Hill, un pillo buscavidas que de alguna forma siempre logra hacer entrar en su juego al primero. Bud siempre quiere estar lejos de la compañía de Terence, pero este siempre lo involucra en problemas y logra hacerle entrar en escena, al final terminan siendo amigos aunque sin muchas emociones pues Spencer es un rudo.

En 1985 y algunos años después de haber rodado la reconocida cinta “Quien encuentra a un amigo encuentra un tesoro” de 1981, (a la cual jocosamente siempre citan en el desarrollo de la película que hoy revisamos), la dupla se desplaza hasta Miami para vestirse de policías y solucionar un crimen cometido varios años atrás. Como corresponde a la locación, la música está inspirada en el pop electrónico de aquella época con reminiscencias a “Miami Vice”

Terence Hill es Doug Bennet, un policía que extraña a su colega, Bud Spender, quien interpreta a Steve Forrest, que se ha retirado del servicio, hastiado de la compañía y los problemas en que lo mete su compañero, tras su deserción viaja a otro estado en los Estados Unidos y se dedica a aprender a volar helicópteros y repararlos. Curiosamente Spencer fue un fanático de las aeronaves y llegó a tener una empresa de transporte de carga en la vida real.

Terence es comisionado para encontrar solución a un crimen irresoluto de un hombre asesinado que recién había abandonado la cárcel después de cumplir condena por el robo de 20 millones de dólares del Banco de Detroit en 1978. Spencer acude al llamado tras una mentira de Hill quien le asegura que fue asesinado su ex jefe de policía, al cual el barbón quería mucho, cosa que claramente no era real. En el camino se encuentran con otro tipo bueno para los pleitos y los combos, un chamán de etnia originaria norteamericana llamado “El Charro” quien les acompañara en el proceso de descifrar el enigma que involucra a un potentado de la ciudad.

La película, de sencilla trama y particulares romances para ambos personajes es entretenida de principio a fin, no es una obra maestra, ¡pero, que importa!, si ya es magistral tener a estos dos monstros de la entretención frente a ti durante 1 hora 30 para ser disfrutados a cabalidad.

Recomendada preferentemente para quienes ya la vieron en su infancia o adolescencia frente a una pantalla de 14 pulgadas.

Te dejamos a continuación Dos Superpolicias en Miami, para que la puedas ver y sentir que vuelves a ser niño y además la pista que resulta ser el tema principal de la película.

Comentarios

RITOQUE FM

logo web lb

Contacto :

Ponte en contacto

Te queremos leer y escuchar!

Envianos un mensaje a través de nuestro Formulario de contacto. O nos puedes llamar al: 32 2239891

Estamos ubicados en

Calle Uruguay 556, oficina 308 Valparaíso, Valparaiso, Chile

Redes Sociales